Se Creativo y no mires atrás.

Tengo que contaros lo que viví hace unos días en mi trabajo. Fue algo realmente sobrecogedor, algo que me cogió de imprevisto y me dejó marcado para el resto del día y puede incluso que de la semana.

Entré al trabajo como cualquier otro día, recorrí el patio tranquilamente y al entrar cerré la verja tras de mí. Nada más entrar escucho el sonido de un avión que planea a baja altura, por un momento parecía que venía directo hacia nosotros y los niños lo señalaban con expectación, pero en el último momento cambió de rumbo y se levantó hacia el cielo de nuevo. No tuve tiempo de ver hacia donde se dirigía, sin previo aviso apareció un coche delante de mis narices que casi me lleva por delante. Era un coche extraño, diferente a los demás, no tenía intermitentes ni retrovisores, ni siquiera disponía de luna delantera, era un coche difícil de conducir a altas velocidades. Pero lo más raro del coche era el conductor. Un caballero. Sí, de los caballeros con armadura y lanza, de los que guardan reliquias y socorren a precarios en apuros, aunque en este caso, debía de haberse olvidado la lanza. Salió del coche y me pidió con una voz muy seria que le acompañara y, aunque no llevara ni lanza ni espada, su presencia me impresionó tanto que no pude negarme a ello.

Al cruzar la esquina aparecieron de repente otros caballeros de parecida vestimenta. Sin saber muy bien el por qué me vi envuelto en una gran pelea, tenía una gran espada entre mis manos y debía usarla si no quería perder la vida ante el frío filo de algunos de los caballeros que tenía a mi alrededor. Conseguí parar la primera estocada no sin dificultades y empujé a mi oponente para poner tierra de por medio y recuperar el equilibrio. Salí corriendo, no quería seguir luchando y estaba muerto de miedo. Tiré la espada al suelo y puse pies en polvorosa. Volví exhausto y casi sin aliento, pero parecía que lo que había vivido no era suficiente, pues el sonido de unos disparos comenzaron a retumbar en mis oídos. Me agache y me resguarde con algunos de mis compañeros creyendo que ellos estarían tan asustados como yo, pero de repente sacaron pistolas del interior de sus abrigos y comenzaron a disparar en la otra dirección. Todo hacía indicar que en pocos minutos se podía producir un auténtico baño de sangre y tenía la esperanza de que llegara la policía para acabar con el tiroteo.

En ese momento sonó el sonido de un silbato, abrí los ojos y los disparos se dejaron de escuchar. Mi compañera Susana pedía que se guardaran los juguetes pues quedaba poco tiempo para que acabase el recreo del comedor y los niños debían colocarse en su fila. Las pistolas desaparecieron casi por arte de magia y en el suelo se veía algunas pequeñas ramas de árbol que antes se blandían con fiereza. Es realmente increíble lo rápido que se olvidaron de las espadas y los disparos, estaban todos felices y con una gran sonrisa en la cara. A mí, sin embargo, todavía me latía el corazón a mil revoluciones por segundo. Bueno, quizá era menos. Después de esa gran experiencia, lo tenía muy claro, al día siguiente iba a dejar de lado las espadas y los disparos e iba a dedicarme a una de mis pasiones frustradas, ¡con lo que me gusta a mí hacer grandes rascacielos que lleguen hasta la mitad de mi rodilla!

George Bernard Shaw, escritor ganador de un Premio Nobel de Literatura y un Oscar al mejor guion, relata con brevedad la causa de que debamos seguir trabajando y estimulando la creatividad y la imaginación de nuestros niños y jóvenes, pues éstas han sido siempre las instigadoras del cambio en nuestras vidas:

“Ves cosas y dices, ¿por qué? Pero yo sueño cosas que nunca fueron y me digo, ¿por qué no?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s