Gracias.

En los últimos días solo me viene una palabra a la cabeza, una palabra sencilla pero complicada de expresar en muchos momentos, una palabra banal en nuestro día a día, pero sin la cual nos sentiríamos vacíos de corazón. Gracias.

Gracias. De verdad. A esas personas que dan cada día su tiempo, sus esfuerzos y sus pensamientos, para aquellos que tienen a su alrededor, niños, amigos, familia, desconocidos. Gracias a aquellas personas que tratan a los demás  como algo más que un mero numero en sus notas, en sus seguidores o en sus contactos de Facebook.

A aquellos que siempre tienen una mano que ofrecer, no solo en los buenos momentos, sino que viven contigo una relación forjada entre victorias y sufrimiento. Las personas no agradecemos que nos den las cosas hechas, sino que nos ayuden a conseguirlas, porque el sentimiento de felicidad al sentirte capaz de todo es algo que no se puede comprar, ni vender. Solo hace falta una palabra de aliento, una mirada  esperanzadora, un pequeño gesto que te hace darte cuenta que la persona que tienes en frente confía en ti y ve en tu interior un potencial que ni tu mismo eres capaz de ver. Gracias.

La sociedad hoy en día parece cada vez más lejana, fría, desgastada. La tecnología no puede ni debe ser nunca la protagonista de unas relaciones que se basan en abrazos, lagrimas, ampollas, risas y un sin fin de experiencias que nos dejan huella. Pues las relaciones de verdad, son aquellas que dejan poso y nos hacen reflexionar, cambiar, mejorar, tomar unas u otras opciones en nuestra vida. Esas relaciones son las que merecen la pena y dan sentido a mi vocación de educador.

Y como maestro que soy, como no dar las gracias a vosotros, los que dais sentido a estas palabras. Gracias a aquellos que se dejan educar, que apuestan por algo mejor, que se atreven a decir estoy aquí y voy a ser valiente, voy a afrontar los peligros, los retos que se me presentan, con el objetivo de algún día poder llegar a ser feliz. Ese es el único sentido de la vida, ser feliz y hacer felices a los que están a nuestro lado. Lo demás, no os dejéis engañar, no tiene valor ninguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s