Dueños de la Educación.

Un día de verano en el que la oscuridad abarcaba el espacio sin tener en cuenta a los demás, el viento silbaba queriendo llamar a alguien que no parecía escuchar. El que sí escuchaba, no el viento, si no la voz de su amo llamándole, era un perrito cercano que se encontraba escarbando en el hoyo donde tantas veces había guardado los huesos más preciados que encontraba. Huesos blancos, huesos grandes, otros, muy pequeños, pero todos tenían un recuerdo que ofrecer. Un paseo por el campo, una excursión a la playa y una incursión en el jardín del vecino se contaban entre los más sabrosos.

<<El vecino era un dueño con algo de mal genio, y desde que encontré ese hueso en su jardín, parecía estar furioso conmigo por haberle quitado lo que él guardaba con ahínco. Compartir es vivir amigo mío. ¡Eso le diría si pudiera gesticular alguna palabra más allá de nuestro ya conocido Guau! Las gotas de agua comenzaban a caer sobre mi peluda piel, y aunque no era hora de mi baño semanal, me encanta poder disfrutar mientras atrapo las gotas en el aire y me doy un baño de barro, buenísimo para mi pelo lacio.>>

La voz del dueño se escuchaba cada vez más cerca, así que nuestro amigo se apresuró a enterrar bien sus tesoros para poder volver otro día. Una vez con él, se encaminaron de vuelta a casa. La lluvia había cesado, pero el viento seguía entonando con más o menos acierto. El paso de los dos era discontinuo, mientras que el dueño seguía un ritmo monótono y de constante velocidad, su pequeño perro variaba como si de una montaña rusa se tratara. Corría. Se paraba para olfatear. Andaba al compás de su dueño hasta ver en el arcén un palo digno de ser mordisqueado. Intentaba atrapar a los pajaritos que se posaban cerca para descansar de su incesante batir de alas. Curiosos pajaritos, pensaba, ¿Cómo pueden vivir sin depender de un ser humano?

<<Este perro mío es un culo inquieto, no hace más que buscar y olfatear cada sitio nuevo que conoce. Si cree que va a encontrar grandes tesoros está más que equivocado. En esos sitios solo hay un montón de desperdicios y huesos. Debería dedicarse mejor a buscar alguna perrita bonita con la que aprovechar el tiempo y perpetuar su majestuosa raza. A veces siento un poco de pena de que no sean tan inteligentes como nosotros y sean incapaces de ver por sí solos las cosas que deben hacer y que les convienen más.>> Lindo-Terranova---Perro---Perros-Camisetas.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s